29/05/2024

Economía

El Gobierno activó un período de transición para implementar un nuevo régimen tarifario en los subsidios energéticos

A través del Decreto 465, publicado en el Boletín Oficial, el Gobierno modificó el actual sistema de subsidios energéticos, estableciendo un "Período de Transición hacia Subsidios Energéticos Focalizados", que se extenderá desde el primero de junio y hasta el 30 de noviembre de 2024, y que podría prorrogarse por otros 6 meses más. Cabe recordar que la Secretaría de Energía tenía prevista inaugurar su propio esquema de subsidios energéticos en abril pasado, pero por problemas en la implementación no llegaron. Por lo que aplican este nuevo esquema de transición para modificar el actual esquema de subsidios para hacerlo más focalizado.

De esta manera, la intención es tener un impacto fiscal, ya que el decreto menciona avanzar hacia "la gradual reducción de los subsidios actualmente vigentes en la República Argentina". Con todos los cambios, se busca modificar el esquema de subsidios que rige para los usuarios de niveles medios y bajos, clasificados como Nivel 2 y Nivel 3, que hoy con el actual sistema pagan menos del 10% de lo que cuesta generar la electricidad. Se trata del 66% del total de los usuarios que hoy tienen más del 90% de la energía subsidiada.

LEE MÁS: ¿Cómo reaccionaron los mercados a los cambios en el Gabinete?

A través de un comunicado oficial, el Gobierno aseguró que uno de los principales objetivos de la medida es fiscal. El actual esquema de subsidios energéticos es la segmentación, mediante el cual las familias se inscriben en el RASE. La segmentación y el RASE seguirán vigentes, pero con decenas de modificaciones que se publicaron en el decreto.


Por decreto, el Gobierno estableció un esquema de transición.

Asimismo, la Secretaría de Energía, que lidera Eduardo Rodríguez Chirillo, informó que los cambios tienen como objetivo "pasar de un régimen de subsidios generalizado, indiscriminado, con superposiciones de subsidios, hacia un sistema focalizado en usuarios vulnerables y más ordenado".

El nuevo esquema que establece el Ministerio de Economía elimina el tope de aumentos a las tarifas que existía basado en la variación de los salarios. El Palacio de Hacienda informó que así se corregirán más las tarifas a las familias de ingresos medios y bajos: "Se dejan sin efecto los límites respecto del precio mayorista en el componente de la energía, de N2 (40%) y N3 (80%) sobre la base del Coeficiente de Variación Salarial (CVS) para trasladar, progresivamente, a los usuarios finales los precios y tarifas reales de la energía. Dichos límites del CVS impedían seguir en el sendero de corrección de precios y tarifas que impulsa este Gobierno".

Motivo por el cual, se faculta a la Secretaría de Energía a "establecer bonificaciones o descuentos a los usuarios N2 (ingresos bajos) y N3 (ingresos medios)". También, establece que podrán incluirse nuevos criterios para definir los niveles de segmentación. Y añade que "la Autoridad de Aplicación podrá establecer criterios de exclusión a partir de indicadores de exteriorización patrimonial que indirectamente manifiesten nivel de ingresos".

LEE MÁS: La nafta y el gasoil tendrán un aumento de un 20,44% y un 11,26% en junio

Entonces, con estos nuevos criterios, la Secretaría de Energía podrá "rechazar la solicitud del beneficio o excluir al hogar del padrón de beneficiarios". El Decreto establece "modificar la denominación y el criterio de segmentación de las categorías de usuarios residenciales, incorporados en el RASE, incluyendo la revisión de los indicadores patrimoniales de manifestación de ingresos, así como la posibilidad de su unificación para establecer una única categoría de usuarios residenciales que requieran asistencia para acceder al consumo indispensable de energía".

El texto indica "establecer topes a los volúmenes de consumo subsidiados en todas las categorías y segmentos residenciales, tanto para electricidad como para gas. Para establecer los volúmenes máximos subsidiables, la Autoridad de Aplicación deberá contemplar el criterio de consumo indispensable, a cuyo efecto podrá considerar la zona bioambiental en la que se ubica el consumo y la época del año".


Los cambios más importantes se sentirán en los usuarios N2 y N3, que son las familias de ingresos medios y bajos.

En la actualidad, las familias vulnerables, nucleadas en el nivel 2 (N2) no tienen topes de consumo, toda la energía que consumen está subsidiada, pero eso podría cambiar. El Gobierno comunicó oficialmente que no tener topes en consumos "alentaba el consumo ilimitado", por lo que en adelante las familias que tengan un límite en los consumos subsidiados luego "los excedentes se pagarán a precio o tarifa plena, es decir, sin subsidio".

Asimismo, se van a "revisar periódicamente los volúmenes de consumo máximo a subsidiar, así como los montos o porcentajes de los descuentos sobre el componente Energía". El objetivo del decreto es "calibrar las diferentes variables que se requerirán para la implementación del régimen de subsidios focalizados de Canasta Básica Energética (CBE), y realizar las pruebas y verificaciones pertinentes en función de la evaluación de los resultados observados durante el Período de Transición". Motivo por el cual, invitarán a las familias a reempadronarse en el registro RASE "a fin de actualizar el padrón de beneficiarios y minimizar los errores de inclusión y exclusión".

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Copa América 2024

Copa América 2024

La Selección entrenó con la mira puesta en la final contra Colombia

11 de julio de 2024

Con la ausencia de Gonzalo Montiel, que se recupera de un golpe, el plantel dirigido por Lionel Scaloni trabajó esta tarde de cara a la definición del certamen continental que tendrá lugar este domingo en Miami.

Subscribite para recibir todas nuestras novedades