14/06/2024

opinion

Política, el arte de lo posible

Por
Rocío Kalenok

Esta semana ha sido la mejor para el Gobierno desde el inicio de su gestión.

La apretada, pero en definitiva aprobación de la Ley Bases en el Senado hace que las expectativas, desde el punto de vista financiero, político y también de atención en los mercados, sean buenas.

La renovación del SWAP de China, que descomprime la tensión en las reservas con un cierre que fue mucho mejor de lo que se esperaba porque Argentina no deberá pagar nada hasta el próximo año. La inflación desacelerándose, el último dato de 4,2% le da solidez a la plataforma de gobierno por lo menos hasta el dato de junio. El desembolso de USD 800 millones por la aprobación del directorio del FMI. Una semana donde después de la sanción en la Cámara Alta, los exportadores liquidaron, el BCRA compro reservas, los bonos y las acciones subieron y las cotizaciones paralelas bajaron hasta un 3%. Gestos que le dicen al gobierno que lo que se quiere ver a partir de ahora es poder político y maniobra.

Mas allá de las modificaciones, más allá de si en Diputados se aprueba lo que giro el Senado o se insiste con el proyecto original, lo que se quiere ver es gobernabilidad y ahora también implementación.

La Ley Bases es el punto de partida, con una épica que se incorporó con el desempate de la vicepresidente Villarruel, con movilizaciones en las inmediaciones del Congreso, incidentes, "infiltrados", bombas molotov y represión policial. En ese contexto, Javier Milei consiguió su primer gran logro político.

Como punto de partida queda mucho por delante, el principal desafío es fortalecer el equipo de gestión. El gobierno tiene evidentes dificultades en ello, lo que puede convertirse en problemas para la implementación de las reformas; tiene dificultades en la interrelación entre las distintas áreas de gobierno y también con las provincias. Claros ejemplos de esto son el escándalo por la entrega de alimentos y los carpetazos con funcionarios del Ministerio de Capital Humano, los fondos para las universidades junto a una de las movilizaciones más importantes en la historia reciente, los dos paros de la CGT e incluso el a veces rígido e inflexible y otras veces inútil protocolo de seguridad, la falta de gas que paralizó a la industria, cuestiones que hacen a la gestión, al clima social, que dejan "la foto".

El día que fue asignado Guillermo Franco al rol de Jefe de Ministros, el mercado lo leyó muy bien. Es un hombre de la casta, que tiene manejo político, capacidad de diálogo y que esto en definitiva fortalece el gobierno. El mercado también mira el equipo de gestión y parece no se equivoca con sus proyecciones y expectativas.

Guillermo Franco lidero la negociación en el Senado. Fue compleja, mucho más compleja de lo que el oficialismo hubiera querido y si bien ha habido modificaciones sustanciales, el Gobierno entendió prudentemente que las batallas se eligen y que una ley mala o una ley incompleta es mejor que una no ley.

El jefe de Gabinete ya reanudó la negociación en Diputados. En la oficina de Martin Menem se reunió con los jefes de bloque de la oposición donde planteó la necesidad de no perder el vuelo que dio la aprobación en Senado. Hay dos caminos: se aprueban las modificaciones de la Cámara Alta o se insiste con el proyecto inicial aprobado por Diputados. El Gobierno insiste con lo último y hay un punto clave: el paquete fiscal.

Algunos analistas creen que el modelo funciona con superávit fiscal y sin emisión monetaria por eso es sumamente importante que salga según el programa del gobierno. Ha sido así al punto tal de ofrecer una reducción del Impuesto País a cambio de la ley, entendiendo que es uno de los impuestos que más ha sumado en el último dato de recaudación.

Si el presidente prefiere que lo saquen muerto antes de quebrar el superávit y pone en la mesa de negociación la reducción de uno de los impuestos que más le significan es por un motivo bastante claro, con el paquete fiscal tiene otras posibilidades de recaudación.

La vuelta de Ganancias y la reforma de Bienes Personales, dos puntos rechazados en la última versión, son prioridades para el gobierno. Si en el aspecto económico lo fiscal es clave y si la ley sale con el recorte, el gobierno se va a tener que replantear cómo logra el superávit. "Si el mercado empieza a percibir que ahí hay problemas, las tensiones se van a volver a van a sentir", dice un analista del mercado.

El otro gran desafío es el cepo, para este segundo semestre debería haber algunos signos de desregulación. Después de la maratónica jornada post sanción en Senado y la aprobación del desembolso del FMI, el BCRA junto al Ministerio de Economía emitieron un comunicado donde afirmaron que eliminación del cepo cambiario no tiene fecha y que será solo si no pone en riesgo el proceso de desaceleración de la inflación.

"El BCRA contempla avanzar en la liberación de controles cambiarios y en una mayor flexibilidad cambiaria siempre y cuando estas medidas no impliquen riesgos excesivos para el proceso de reducción de la inflación y fortalecimiento de su hoja de balance, tal como se refleja en el Acuerdo. El proceso lo definirán las propias autoridades de Argentina contemplando la evolución de las variables económicas relevantes, quienes compartirán con el FMI los parámetros que serán monitoreados, sin incluir compromisos de fechas o medidas específicas".

Otro punto importante está relacionado al objetivo de acumulación de reservas, se estableció elevar la meta del segundo trimestre a USD 10.900 millones, sin afectar la meta anual original (que se mantiene en USD 9.700 millones al 31 de diciembre de 2024)".

Con el desembolso, el equipo económico se comprometió a presentar un programa monetario, a avanzar en la reducción de impuestos a partir de los cambios en las tarifas de energía, la actualización en el impuesto a los combustibles y la reducción en los gastos de funcionamiento. El tema de tarifas nubla la proyección respecto de la baja de la inflación.

Los objetivos generales que plantea la segunda mitad del año son ambiciosos, muchas cosas deben confluir. Primero la ley y según su contenido como se adaptará el superávit a lo que se sancione, cómo esto puede tensar la relación con los gobernadores por el envió de fondos, cómo pueden evolucionar otros indicadores relacionados al de la actividad económica si no hay recuperación, si llegarán o no inversiones, si habrá dólares para levantar el cepo y con que valor de referencia, cuánto se puede sostener la competitividad del crawling peg y como un cambio puede acelerar los niveles de inflación, cuánto sostendrá el mercado sus expectativas positivas y por supuesto quienes las pueden condicionar.

Los que al inicio miraban descreídos, hoy lo ven: la política es el arte de lo posible.

Javier Milei va fortalecido por un campo minado y ahora espera dos cosas, aumentar su capacidad de gestión y sumar flexibilidad. ¿Se agranda La Libertad Avanza?


COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Mundo

Mundo

Donald Trump fue herido durante un acto de campaña

13 de julio de 2024

El candidato presidencial republicano sufrió una herida en una oreja producto de un disparo, pero está fuera de peligro. Fue durante un acto en el estado de Pensilvania.

Copa América 2024

Copa América 2024

Copa América 2024

Messi: "Estoy disfrutando y viviendo el día a día"

13 de julio de 2024

Subscribite para recibir todas nuestras novedades