01/07/2024

opinion

El país que nos dejó

Por
Juan Manuel Abal Medina, politólogo y ex jefe de Gabinete

En estos días se cumplen cincuenta años de la partida del líder y fundador de nuestro movimiento, el General Juan Domingo Perón, cincuenta años en los que su legado es cada vez más necesario y urgente.

El país que en el que él murió era inmensamente mejor que el que hoy vivimos, mucho más justo, mucho más igualitario y lo era así en gran medida por todo lo que él había realizado, por las conquistas sociales establecidas desde su gobierno, por las organizaciones que fortaleció para defenderlas y por una doctrina, un conjunto de ideas y valores, que llevo a millones y millones de argentinos a hacerlas propias.

A quienes no la vivimos nos costaría reconocer a esa Argentina, pero en el año 1974 era por mucho la nación más desarrollada de la región. Los anteriores treinta años la economía había crecido prácticamente cinco veces y más que duplicado su PBI per cápita. A su vez la distribución del ingreso era comparable a la de los países más avanzados del mundo, con lo que el consumo popular era el motor de la economía. La gran mayoría de los trabajadores eran empleados privados formales afiliados a poderosos sindicatos que peleaban por ellos. Una industria fuerte y pujante se complementaba con un sistema educativo que era modelo en la región y con uno científico tecnológico de altísimo nivel que entre otras cosas inauguraba Atucha I la primera central nuclear de América Latina y se iniciaba la construcción de la segunda. Nuestra red ferroviaria conectaba casi todo el país y la flota naval comercial y la de Aerolíneas Argentinas se encontraban en marcado crecimiento. La pobreza no llegaba al 5% y la desocupación era inferior al 3%,

Los cambios económicos globales y la desastrosa política económica neoliberal de la dictadura genocida terminaron con ese país. Los cuarenta años posteriores no pudimos ni supimos cómo construir un nuevo modelo de desarrollo que volviera a garantizar lo que el anterior generaba: crecimiento con inclusión social. Si bien lo conseguimos en algunos periodos y eso nos enorgullece, estas cuatro décadas dejan un balance socioeconómico claramente negativo.

Mi padre me recuerda siempre que el peronismo, la doctrina peronista que surge de los textos fundadores del General, no es una construcción ideológica cerrada y terminada a la manera que suelen serlo las ideologías políticas. Por el contrario, el peronismo es el programa que expresa en cada coyuntura histórica los deseos e intereses de la mayoría social que conforma el conjunto de los trabajadores formales e informales de nuestra Patria.

Lo permanente del peronismo expresado en sus tres banderas históricas son las raíces de las que debe surgir en cada etapa la definición de un programa que transforme esa mayoría social en mayoría política enraizada en las signos y desafíos de su tiempo.

Esto es lo característico del peronismo, que por eso no es un simple partido unido habitualmente en torno a una ideología determinada, sino un movimiento en permanente actualización. Y precisamente en esto reside para mi padre una parte esencial de su notable permanencia en la vida política argentina.

Por ello las políticas económicas que implementó el mismo General Perón en 1946 no fueron las mismas que en 1952 o 1973, los mismos valores, las mismas ideas, la misma doctrina se encarnaba en mecanismos e instrumentos diferentes para enfrentar coyunturas novedosas, pero siempre con la misma finalidad generar desarrollo con inclusión, es decir Justicia Social.

Hoy cuando hasta se pone en duda hasta la misma Justicia Social que fue el pilar de los mejores años que vivió nuestro pueblo es más urgente y necesario que nunca recuperar el legado que el General no dejó actualizarlo imitando su capacidad para mirar con amplitud y sin sectarismos ni dogmatismos de ningún tipo el mundo que nos toca vivir con sus complejidades y desafíos y diseñar e implementar las mejores políticas para que nuestra Argentina se parezca más a la que era en 1974 que a la de este triste 2024.

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Mundo

Mundo

Donald Trump fue herido durante un acto de campaña

13 de julio de 2024

El candidato presidencial republicano sufrió una herida en una oreja producto de un disparo, pero está fuera de peligro. Fue durante un acto en el estado de Pensilvania.

Copa América 2024

Copa América 2024

Copa América 2024

Messi: "Estoy disfrutando y viviendo el día a día"

13 de julio de 2024

Subscribite para recibir todas nuestras novedades