02/04/2024

Política

Alberto Fernández consiguió aprobar su jubilación de privilegio y cobrará $7 millones como expresidente

La ANSES le dio el visto bueno al pedido formal y el extitular del PJ pasará a recibir el equivalente a más de 60 haberes mínimos. Polémica por la decisión y reclamo en contra. Los argumentos.

Actualmente radicado en España, el expresidente Alberto Fernández consiguió el visto bueno de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) argentina y gozará, en carácter de exmandatario, de la jubilación de privilegio que se traduce en unos $7 millones, lo que equivale a más de 60 haberes mínimos apilados uno sobre el otro, en un gesto que fue criticado con dureza en la escena política en medio del fuerte ajuste instrumentado sobre los ingresos de la población mayor.

El organismo de jubilados y pensionados cumplió con el pedido del extitular del Partido Justicialista (PJ) y, en los tiempos reglamentarios, aprobó su solicitud para cobrar el retiro de privilegio al que acceden todos los expresidentes de la Nación. La medida había sido requerida por Fernández el 6 de diciembre último, antes de dejar el poder en manos del hoy jefe de Estado Javier Milei, en el marco del beneficio vitalicio establecido por la Ley Nacional 24.018.

La iniciativa, ya concretada, había sido discutida semanas atrás por diversos referentes del arco político que condenaron tanto las formas como el contenido de la medida en un contexto de severa licuación y pérdida del poder adquisitivo de las jubilaciones "de no privilegio" gracias al plan de ajuste económico del gobierno de La Libertad Avanza y a la demora en la actualización de la fórmula de movilidad, que continúa perdiendo frente a la inflación mensual.

Ante esto, la legisladora porteña Graciela Ocaña había presentado en febrero un reclamo formal para que la ANSES no le otorgue el beneficio a Fernández. La propuesta se basaba, por un lado, en la denuncia de la disparidad entre los ingresos pautados por el retiro de privilegio y los haberes mínimos de la población mayor, que ni siquiera con 60 jubilaciones acumuladas alcanza a cubrir los $7 millones que cobrará el expresidente.

Junto a ello, el reclamo pasaba además por las formas. "Lo que establece la ley que otorga estas jubilaciones de privilegio son dos condiciones: una es que no debe cobrar ningún otro tipo de jubilación, pensión y beneficios dentro del sistema; y la otra, que debe residir en la Argentina. Claramente nosotros estamos adjuntando declaraciones donde Fernández decía que cuando dejara la presidencia iba a residir en Madrid, cosa que está haciendo desde el 21 de diciembre", argumentó la exdiputada.

Por su parte, Fernández contradijo las afirmaciones y manifestó pronto su voluntad de regresar a la Argentina: "No está en mi ánimo radicarme fuera ni tener residencia en otro país. Hago un culto a mi decencia y no dejaré que difamen mi honestidad mostrándome como un privilegiado. No quiero ser acusado de abusar de privilegios que nunca pedí y nunca tuve. Solo me atengo a recibir el trato que las normas determinan".

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

País

País

El Gobierno amenaza con aplicar el protocolo anti piquete en la marcha universitaria

20 de abril de 2024

Desde el Ministerio de Seguridad de la Nación alertaron sobre la posibilidad de poner en práctica nuevamente el dispositivo que prohíbe las manifestaciones en la calle. Los organizadores de la protesta ya presentaron un pedido de autorización para llevarla a cabo.

Política

Subscribite para recibir todas nuestras novedades