08/01/2024

País

Ante las amenazas, Maximiliano Pullaro sacó a su familia de Rosario: "No los voy a exponer"

El gobernador de Santa Fe comunicó que tanto su esposa como sus dos hijos ya no se encuentran en el epicentro de la violencia narco

El flamante gobernador de la provincia de Santa Fe, Maximiliano Pullaro volvió a ser víctima de una amenaza este lunes, días después de comunicar que debió mudar a su familia para preservar su seguridad. En esta oportunidad, el mandatario provincial recibió un mensaje intimidatorio en una oficina céntrica de Rosario, a través del cual volvieron a advertirle sobre un posible ataque contra él, su esposa y dos hijos.

"Recibí una amenaza a mi familia", dijo el gobernador Puillaro hoy a la mañana en diálogo con El Tres. No obstante, de inmediato aclaró: "Vamos a seguir por este camino de pelear contra la delincuencia, vamos a seguir manteniendo a los presos de alto perfil en pabellones especiales, que es lo que más les molesta. Vamos a mejorar los niveles de violencia y seguridad".

"No nos vamos a amedrentar", sostuvo Pullaro, quien si bien prefirió no brindar detalles sobre la amenaza, sí deslizó que el mensaje intimidante estaba dirigido a su familia.

Blanco de dos amenazas de muerte durante diciembre pasado, luego de que él mismo ordenara la "restitución de los pabellones de alto perfil para jefes narcos y sicarios" en la Unidad Penitenciaria 11 de Piñero y la suspensión del ingreso de alimentos a las cárceles por parte de familiares, Pullaro tomó cartas en el asunto y sacó a su esposa y sus dos hijos de la ciudad de Rosario, el epicentro de la violencia narco.


El jueves pasado, al ser consultado durante una entrevista radial sobre las cosas que había dejado de hacer desde que conduce a la provincia santafesina, el gobernador Pullaro aseguró que su vida cotidiana no sufrió cambios sustanciales. A pesar de la responsabilidad que conlleva su cargo, señaló que continúa participando de comidas con amigos y también tiene tiempo para hacer deporte. Sin embargo, las amenazas recibidas a mediados de diciembre encendieron las alarmas y él puso manos a la obra para cuidar a sus familiares más cercanos.

"Sigo haciendo de todo, pero de lo único que sí me arrepiento es que tuve que sacar a mi familia de la ciudad por unos días por las amenazas que tuve. Y a mí me pesa mucho no ver a mis hijos porque son mi cable a tierra, pero son las que a veces uno tiene que hacer. Yo no los voy a exponer ni arriesgar", reconoció Pullaro en diálogo con Radiofónica FM 100.7.

Con evidente pesar por la medida que tuvo que adoptar, Pullaro contó detalles del las medidas de seguridad que adoptó en las últimas semanas y explicó el motivo por el cual no designó una custodia para su familia "Primero estuvieron encerrados en mi departamento, sin salir siquiera a la calle. Estaba preocupado y no iba a hacer esa chantada de ponerle 10 policías para que los acompañen a todos lados, cuando no te terminan pudiendo cuidar y vos le sacás un montón de recursos a la gente que no la están cuidando. No iba a hacer eso porque no corresponde", sostuvo el funcionario radical en declaraciones radiales.

"Es triste. Los pibes no tienen nada que ver, y que amenacen a tu familia es duro. Uno está preparado para que hasta le pueda llegar a pasar algo a uno, pero uno es el que toma las decisiones", lamentó Pullaro durante la entrevista.

Lejos de su familia, pero con la convicción de que era la medida adecuada frente al complejo escenario que atraviesa la ciudad de Rosario, el gobernador santafesino consideró que "fueron las decisiones correctas". Y en la misma línea, reflexionó: "Cuando todo se tranquilice todo volverá a la normalidad, la ciudad va a estar bien, vamos a salir adelante y va a quedar como una anécdota".

"Son cosas que hay que hacer porque no podemos permitir que 50 violentos y delincuentes se crean que son más que el Estado. El Estado puede cuando quiere ir sobre los violentos y el crimen organizado", completó.


El pasado 11 de diciembre, apenas un día después de su asunción como gobernador de la provincia de Santa Fe, Pullaro fue el blanco apuntado en la amenaza de muerte que sicarios dejaron en un pedazo de cartón tras balear una sucursarl del banco Macro de la zona sudoeste de Rosario.

Un día más tarde, dos sicarios a bordo de una moto dispararon contra uno de los accesos del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, donde se atienden los casos de mayor complejidad de la ciudad y donde se recibe a gran cantidad de heridos de bala de la guerra narco local.


COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Economía

Economía

Galperín celebró que las asignaciones se paguen por su app: "Es tal el placer de cortarles el curro, que lo hacemos gratis"

15 de abril de 2024

El titular de Mercado Libre se manifestó en las redes sociales sobre la nueva disposición, que permite que los beneficiarios de diferentes planes sociales cobren por Mercado Pago. El presidente Milei replicó su mensaje.

Economía

Economía

Economía

El Dólar MEP y CCL marcan su mayor suba diaria en un mes

15 de abril de 2024

Subscribite para recibir todas nuestras novedades