21/03/2024

Política

Decomisaron el barco chino que pescaba merluza negra sin permiso y que generó renuncias en el Gobierno

Además de esa grave falta, por la que un funcionario de Pesca renunció luego de denunciar aprietes por parte de Cancillería para que ignorara el hecho, las autoridades verificaron que los ejemplares capturados son demasiado jóvenes y ponen en peligro a la especie.

Tras permanecer más de 24 horas en el puerto de Ushuaia, un equipo de funcionarios de la Subsecretaría de Pesca y la Prefectura decomisaron la carga del buque de origen chino de bandera argentina, Tai An, que había sido denunciado por pescar ilegalmente 142 toneladas de merluza negra, una especie para la que no tenía permiso. Dentro de la embarcación, encontraron que cerca de la mitad de la captura son ejemplares juveniles de entre 20 y 30 centímetros, teniendo en cuenta que el promedio del adulto es de 40 centímetros.


Esto significa que además de las toneladas de merluza negra halladas en el buque Tai An, una especie que no tiene autorización para pescar, que está protegida y para lo cual el Gobierno entrega cupos, los ejemplares capturados eran muy jóvenes. Poniendo esto en riesgo a la especie, ya que los peces aún no se habían reproducido.


De este modo, el buque cometió otra infracción a las normas pesqueras, dado que este tipo de merluza se encuentra protegida a nivel global y rige una cuotificación sobre su pesca, la cual establece que toda empresa local o extranjera necesita de autorización para capturarla. Además de que en ningún caso se puede pescar ejemplares con un tamaño menor a los 30 centímetros. A bordo de la embarcación de la empresa Prodesur, cuyo titular es el ciudadano de origen chino naturalizado argentino, Liu Zhijiang, había cerca de 60 toneladas de merluza negra joven.

El dueño de la empresa junto con el gobernador de Tierra del Fuego Melella

El dueño del buque, Liu Zhijiang, junto con el gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella.


Escándalo y renuncias de funcionarios

Este hecho provocó que el pasado lunes, el director de Control y Fiscalización Pesquera, Julián Suárez, quien era un funcionario de carrera del área renunciara a su cargo. Su alejamiento se dio después de denunciar que en Cancillería lo "apretaron" para que ignorara la práctica ilegal del pesquero.


A pesar de tener dos observadores y un inspector a bordo, el buque venía pescando merluza negra sin autorización desde febrero. Quienes lo detectaron inicialmente fueron las tres empresas que tienen el 100% del permiso de esa especie: Argenova S.A., Estremar S.A.U. y Empresa Pesquera de la Patagonia y Antártida S.A. (Pesantar). El 8 de marzo lo denunciaron a la Dirección de Control y Fiscalización Pesquera, a cargo de Suárez. La nota también tenía en copia al subsecretario de Pesca nombrado recientemente, Juan Antonio López Cazorla.


Suárez pidió los registros de recorrido del barco, los partes electrónicos que se actualizan automáticamente y también se comunicó con el inspector a bordo y pudo verificar que el Tai An llevaba 142 toneladas de merluza negra a bordo, violando así la ley Federal de Pesca.


Suárez relató que al constatar la irregularidad pidió a López Cazorla, como corresponde en estos casos, que el barco vuelva a puerto (Ushuaia) para ser examinado y para que se decomise el pescado. Incluso poner una multa. Pero que recibió presiones de Cancillería y que finalmente la única indicación que dio la subsecretaría de Pesca al Tai An fue que se retire de la zona en donde estaba pescando irregularmente.


Después de la salida de Suárez y su denuncia contra Cancillería también dejó su puesto el funcionario de esa cartera Pablo Ferrara Raisberg. Fue la persona señalada como la responsable de interceder a favor del empresario Liu Zhijiang


COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Mundo

Mundo

Arrancó el juicio contra Donald Trump por falsificar pagos a una actriz porno

15 de abril de 2024

El ex presidente de Estados Unidos dijo presente ante el Tribunal de Manhattan por haber adulterado documentos que lo involucraban a Stormy Daniels. Podría enfrentar cuatro años de cárcel.

Subscribite para recibir todas nuestras novedades