24/02/2024

Negocios

El plazo fijo UVA se presenta como la gran herramienta de ahorro en tiempos de crisis

Desde el cambio de Gobierno y hasta el 19 de febrero, según datos del Banco Central, las colocaciones en plazo fijo UVA aumentaron un 99,6%. Esto a pesar de que este instrumento fija la obligatoriedad de inmovilizar los pesos por 180 días. Y esto tiene que ver con que no hay muchas inversiones que garanticen esos rendimientos hoy y le ganen a la inflación.


Tras el dato de la tasa de inflación de diciembre, publicada por el INDEC, que fue de un 25,5% y del 20,6% en enero, se podría esperar una decisión por parte del BCRA con relación a la tasa de interés aplicada a las a colocaciones en pesos tradicionales. Sin embargo, la determinación de mantenerla como está confirmó la estrategia de sostenerla en terreno negativo, alineada con la política económica liderada por el ministro de Economía, Luis Caputo.


¿Cómo están los números de los UVA hoy?


Suponiendo que se hace un UVA hoy con un valor de $637.54 y la inflación se ajusta a las expectativas del REM:


febrero: 18%

marzo: 15.3%

abril: 13%

mayo: 10%

junio: 8.2%

julio: 8%


El plazo fijo vencería el 18 de agosto de 2024 con un valor de $1.377.85, lo que representa una ganancia del 116%. En términos comparativos, el dólar debería estar a $2.330 para que se pierda dinero con esta inversión. Así las cosas, hacer un UVA hoy, con las expectativas de inflación del REM, podría ser una buena inversión, con una ganancia potencial del 116%.


El ejemplo anterior fue compartido por Daniel Osinaga en sus redes sociales, el analista financiero explica: "Es muchísimo lo que viene devengando el UVA y es difícil que algún otro instrumento lo pueda equiparar". Advierte, por otro lado, que si la crisis social no se acelera hasta un punto crítico y el dólar se mantiene estable, el plazo fijo UVA "va a ser el gran ganador".


En tanto, Salvador Vitelli, head of Research de Romano Group, también sostiene que el plazo fijo UVA es hoy la única inversión que promete vencer a la inflación. No obstante, advierte que no es infalible contra esa variable porque tiene "un desfasaje temporal". En entornos de inflación creciente, el desfasaje puede resultar en pérdidas, ya que el ajuste no sigue necesariamente el ritmo de la inflación, explica.


¿Plazo fijo UVA, bonos, dólar o acciones?

"Sin embargo, en contextos de inflación decreciente, como en la actualidad, puede ser una opción atractiva al anclarse a la tasa de inflación del mes anterior", explica Vitelli. Y explica que, si bien otros instrumentos financieros, como bonos y dólares, pueden superar a la inflación, conllevan riesgos adicionales.


La renta variable y bonos, que se negocian en función de la paridad en lugar de tasas, "implican un riesgo mayor", advierte Vitelli. El dólar se presenta como una opción conservadora, aunque la inflación podría superarlo, especialmente si se levanta el cepo cambiario, sostiene muy en línea con lo que plantea Osinaga.


En cuanto a los bonos, se menciona la complejidad actual del mercado, "donde algunos están caros y con tasas negativas". Vitelli destaca la opción de los BOPREAL, con rendimientos del 15% al 20% en moneda dura anualmente, ofreciendo variedad en las elecciones de inversión. Sin embargo, agrega que la diversificación en pesos no es sencilla, dada la variabilidad del mercado, "con muchos instrumentos caros y tasas negativas", tal como se indicó anteriormente.


No habiendo más: hago plazo fijo UVA

"El rendimiento del plazo fijo UVA en sí garantiza una cobertura frente a la inflación con un cierto desfasaje temporal", analiza el economista Federico Glustein. Aunque menciona el tema de la inmovilidad de los recursos por 180 días como una desventaja, admite que "no hay muchas inversiones que garanticen esos rendimientos asegurados", hoy en día.


Y ejemplifica, "los bonos locales vienen muy bien perfilados, con paridades en torno al 45%, con un "uspide" cercano al 70% y con un driver económico que se está cumpliendo", en referencia al superávit fiscal y la desaceleración inflacionaria. "Ese mismo esquema se juegan las acciones locales", añade, principalmente aquellas vinculadas a la situación económica, dónde podrían tener alzas si todo se acomoda rápidamente, pero "hoy no es garantizado ese retorno", advierte.


Para Glustein, con un crawling peg que no tiene relación con la inflación, con el dólar oficial y los paralelos en bajos valores "que no visualizan mejor rentabilidad", la única alternativa es el UVA. El economista señala que el negocio del corto plazo "es atarse a la inflación mediante UVA" con bonos que dan algo de rentabilidad y "jugar localmente a la V que se puede dar en la actividad".


En conclusión, el aumento significativo en las colocaciones en UVA, a pesar de la obligatoriedad de inmovilizar los fondos por 180 días, refleja la búsqueda desesperada de inversiones que ofrezcan rendimientos asegurados en un contexto de altísima inflación. Asimismo, la estrategia del Banco Central de mantener las tasas en terreno negativo, alineada con la política económica, impulsa la preferencia por instrumentos como el plazo fijo UVA, y aunque cueste aceptarlo, la opción de UVA se presenta como una alternativa atractiva.


COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

País

País

El Gobierno amenaza con aplicar el protocolo anti piquete en la marcha universitaria

20 de abril de 2024

Desde el Ministerio de Seguridad de la Nación alertaron sobre la posibilidad de poner en práctica nuevamente el dispositivo que prohíbe las manifestaciones en la calle. Los organizadores de la protesta ya presentaron un pedido de autorización para llevarla a cabo.

Política

Subscribite para recibir todas nuestras novedades