10/01/2024

Editorial

¿La libertad avanza?

En Mar del Plata los taxistas buscan aumentos de precios de manera consecuente con la inflación. La tarifa podría llegar a mil pesos. Desde el bloque de La Libertad Avanza han propuesto algo novedoso: que los propios taxistas fijen la tarifa. ¿Avance o retroceso?

En Mar del Plata los taxistas buscan aumentos de precios de manera consecuente con la inflación. La tarifa podría llegar a mil pesos. Desde el bloque de La Libertad Avanza han propuesto algo novedoso: que la comuna ya no regule el precio del servicio, sino que sean los propios taxistas los que fijen la tarifa. ¿Avance o retroceso en nombre de la libertad?

En tiempos del neoaperturismo todo vale. Durante los años noventa las privatizaciones hicieron que el Estado nacional perdiera muchas empresas. Que eran deficitarias, sí. Pero que deberían haber sido gestionadas más profesionalmente, aunque sea en la órbita pública, también.

Las provincias no se quedaron atrás, y siguieron el camino del cambio que trazaba la política de entonces. Justificando el gasto público desmedido y la pérdida que esas empresas generaban al erario. ¿Similitudes? Demasiadas.

Vale preguntarse, entonces, si los planteos de apertura de mercado, desregulaciones varias, y hasta privatizaciones son un avance en términos de libertad o un retroceso en función de las experiencias de hace tres décadas. ¿O será una suma de ambas o, tal vez, ninguna?

Taxis muy libres

Viendo que los precios de los insumos no dejan de aumentar, que las naftas y el diésel llevan una suba mayor al 70% desde septiembre hasta ahora, que los repuestos acompañan y superan ese porcentaje de incremento por el componente complejo de la importación, los concejales del espacio que en Mar del Plata representa al Presidente Javier Milei plantean que la tarifa de taxis sean fijada por los taxistas.

De hecho, que los taxistas puedan fijar libremente su tarifa en Mar del Plata sería un cambio de paradigma importante. Pero difícil de concretar. El servicio público de taxímetros es, a priori, del estado municipal y dado a la prestación de los particulares a través de licencias. Esto sucede así en todo el país.

Por eso, la tarifa que se cobra con la bajada de bandera más la ficha por cada 160 metros recorridos, como las frecuencias en las que un taxi debe circular las determinan las comunas.

Como se mencionara, esta semana, al calor de la inflación, la necesidad de actualización de valores tarifarios y la novedosa política de apertura en nombre de la libertad, apareció el pedido de LLA para que los propietarios de taxis determinen precio. Argumentan que no es lógico que deban pasar por el examen del Concejo Deliberante cada vez que quieran realizar un ajuste a los precios para lo que consideran, es -con razón-, la fuente de su trabajo.

A todas luces, hay un error de fondo. Y radica en no comprender qué es un licenciatario. De hecho, los propietarios de taxis son dueños de los autos y gozan de una licencia para operar el servicio público. Hasta que eso no se cambie, va a ser así. Y para que eso cambie debería haber, en la provincia de Buenos Aires, una amplia reforma de la Ley Orgánica de las Municipalidades y desde allí todas las ordenanzas que rigen -como normas- las competencias de las comunas.

El precio de la bajada de bandera, si se aprueba el pedido de los propietarios de taxis elevado semanas atrás, llegará a rondar los mil pesos. Pero el problema es que se encuentran en un círculo vicioso donde sube el combustible y los precios relativos, aumenta la tarifa, disminuye la cantidad de pasajeros. Hasta que eso se normaliza y vuelve al punto de equilibrio, que es cuando el taxista vuelve a sentir que necesita otro aumento porque subió la nafta, y todo comienza nuevamente.

Lamentablemente no aparecen muchas alternativas reales a esta problemática. Lo mejor, para todos, sería que bajara la inflación y la economía fluya con normalidad. Pero eso tampoco está a la vista en el corto plazo. Por lo tanto, habrá que esperar, no generar falsas expectativas y, sobre todo, trabajar para que las soluciones a los problemas reales sean coherentes, ejecutables y permanentes.

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Política

Política

Conflicto en Medio Oriente: el Presidente creó dos comités de crisis

13 de abril de 2024

A la espera de su regreso a la Argentina, Javier Milei ordenó la conformación de dos comisiones para analizar la crisis por el ataque de Irán a Israel y definir los pasos a seguir.

Subscribite para recibir todas nuestras novedades