17/04/2024

Política

Nueva crisis diplomática: Chile y Bolivia cuestionaron a Bullrich por denunciar actividad iraní en sus países

Los gobiernos desmintieron las acusaciones de la ministra de Seguridad, que dijo que Hezbollah y las fuerzas Quds tienen presencia en sus territorios: "Exigimos respeto". Las palabras de Gabriel Boric.

La Casa Rosada contra el mundo: en lo que aparenta configurarse como una nueva crisis diplomática en puerta tras los recientes cruces entre el presidente Javier Milei y sus pares latinoamericanos, en las últimas horas los gobiernos de Chile y Bolivia cuestionaron en duros términos a la ministra de Seguridad Patricia Bullrich por denunciar supuesta actividad terrorista iraní en sus territorios, acusación que desmintieron y por la que podrían hacer lugar a quejas formales: "Exigimos respeto, no haga antecedentes al 'tuntún'".

Las represalias comenzaron a caer este martes luego de las controversiales declaraciones donde la excandidata aseguró que el grupo terrorista Hezbollah "tiene células" en Iquique, al norte de Chile, y advirtió que la Argentina se encuentra en un "máximo nivel de alerta de seguridad por un memorándum firmado por Bolivia e Irán" que habría derivado en "presencia de miembros iraníes de las fuerzas Quds con pasaportes bolivianos", si bien la propia funcionaria admitió que se trata solamente de "una hipótesis".

Ante ello, la primera réplica provino de parte del mismísimo presidente de Chile Gabriel Boric. "Patricia Bullrich afirmó que un grupo terrorista llamado Hezbollah estaría con presencia en el norte de Chile y otros países de la región. Yo le exijo a la ministra de Seguridad de la Argentina que, si tiene antecedentes, que los entregue y que colabore, pero que no haga antecedentes así al 'tuntún' y a la rápida sin probar absolutamente nada. Exijo respeto con nuestro país", reprendió el mandatario.

Junto a ello, el jefe de Estado avisó que presentará "una nota de protesta mediante Cancillería" e instó al gobierno de Milei a ser "responsable en sus declaraciones y afirmaciones", que ya lo han puesto en problemas con otras gestiones latinoamericanas en las últimas semanas. Y concluyó: "si existen antecedentes serios, que los entregue en las instancias que corresponden en la Justicia. Nuestro país no ampara a ningún grupo terrorista, ni en su territorio ni fuera de él. Vamos a defender la integridad de Chile".

En tanto, la segunda confrontación llegó en horas del miércoles, ahora de parte del Ejecutivo boliviano que encabeza Luis Arce. En este caso, La Paz anticipó que citará a los representantes diplomáticos de la Argentina para que den explicaciones sobre los planteos de Bullrich, y manifestó: "Desmentimos y rechazamos enfáticamente que Bolivia proteja en sus fronteras a personas que siembran el terror, la inseguridad y la zozobra. Estas acusaciones carecen de evidencia o documentación y se realizan sin fundamento alguno".

"Bolivia es un estado pacifista. Observamos con preocupación una campaña que busca generar confrontaciones entre estados, gobiernos y pueblos latinoamericanos, provocando innecesarias fricciones entre países hermanos, que el gobierno y el Estado Plurinacional de Bolivia condena, pues va en contrasentido de lo que nos hemos trazado en la CELAC [Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños] de consolidar a América Latina y el Caribe como zona de paz", agregó el gobierno en un comunicado.

El contrapunto compone una página más de las varias que lleva la administración de La Libertad Avanza en el libro de cruces con otras gestiones de la región. Algunas semanas atrás, Milei había quedado envuelto en una fuerte polémica por tratar de "asesino terrorista" a su par colombiano Luis Petro y por llamar "ignorante" a su homólogo mexicano Andrés Manuel López Obrador. Otro tanto se puede decir sobre la relación con el presidente de Brasil Luiz Inácio "Lula" Da Silva; vínculo que ahora la Casa Rosada intenta relanzar tras el ríspido historial entre las gestiones.

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Política

Política

Tras el dictamen, el oficialismo tendrá una dura negociación para pasar la Ley Bases en el recinto

30 de mayo de 2024

El proyecto tiene muchas firmas en disidencia, lo que puede generar que se caigan varios artículos clave.

Subscribite para recibir todas nuestras novedades