12/04/2024

opinion

¿Por qué se van las empresas de la Argentina?

Por
Matías Frati, periodista con especialización en economía, empresas y política

En las últimas horas, un importante banco anunció la salida del país. No es la primera vez que una multinacional decide levantarse e irse. ¿Cuáles son los motivos que los impulsan a dejar las operaciones económicas y marcharse a otra parte?

Las marcas buscan hacer dinero. Eso es así, siempre lo fue. Pero para hacer dinero tienen que tener reglas de juego claras, que les permitan saber, entre otras cosas, cuales son las proyecciones que deben formular y de qué manera podrían alcanzar los objetivos.

El gigante británico HSBC puso punto final a su tarea en nuestro país, con el anuncio que se conoció en el día de ayer. Si bien no habrá una sangría de acreedores laborales, sí existen algunas consecuencias.

Decimos que no habrá una sangría de acreedores laborales porque se supone que a los trabajadores los absorberá el nuevo propietario, que es el Grupo Financiero Galicia. Éste no solo cuenta con operaciones bancarias sino también con otras empresas financieras de segunda línea, como las crediticias. Y también viene incursionando en el negocio fintech.

La venta del paquete accionario y la deuda de HSBC fue comprada en 550 millones de dólares por la sociedad argentina que controla Galicia. Si bien muchos suponen que se trata de un banco español, en nuestro país los bancos tienen que ser registrados societariamente aquí, por lo que los accionistas tienen todos los rastros tributarios en la Argentina.

Dicho esto, la no tan buena noticia es que se sigue concentrando el negocio financiero en menos manos. Cada vez que un banco se vende y no se incorpora una entidad nueva, lo que ocurre es que el poder de los que quedan es mayor. Eso provoca una dependencia más significativa del mercado hacia las grandes empresas financieras, como en este caso el Galicia.

La salida de HSBC es un golpe para la economía argentina. El banco era uno de los más importantes del país, con una red de más de 100 sucursales y 3.100 empleados.

Razones de la salida

Desde el HSBC dieron una explicación de cómo se decidió la operación de venta del banco y el traspaso a los nuevos dueños. Y las razones terminan siendo bastante parecidas a las que habían tomado otras empresas que también se marcharon en los últimos años.

Uno de los puntos que aflora en la decisión es la Inestabilidad económica. En este caso se desprende que la alta inflación a la que está sometida la economía argentina desde hace años genera condiciones de menor predisposición al consumo por parte de la gente. Además, para la empresa otro factor importante es la volatilidad del tipo de cambio que provoca falta de previsión sobre el valor del negocio. También se le suma a esto la falta de un plan económico a largo plazo. Todos aspectos que esgrimen la mayoría de las empresas y los ven como generadores de incertidumbre.

Otro punto más técnico que motiva a las compañías a abandonar nuestro país son las excesivas regulaciones cambiarias y comerciales. Y se le suman las regulaciones laborales, que si bien resguardan los derechos de los trabajadore terminan resultando complejas y cambiantes desde la perspectiva empresarial.

También se quejan de la falta de competitividad, derivada de una alta carga impositiva. A eso se le adicionan la infraestructura deficiente y la burocracia, que hacen que Argentina sea un país poco competitivo para hacer negocios.

Finalmente, un dato complejo de la realidad y que es consecuencia de los últimos años de malas administraciones económicas: nuestro país cuenta con un mercado poco atractivo, con el salario más bajo de la región y más de la mitad de las personas debajo de la línea. Eso hace que no sea un escenario interesante para invertir.

Muchas empresas que partieron

En los últimos tiempos se produjeron diferentes anuncios de empresas que daban las razones por las que dejaban el país. La lista de empresas que se fueron de Argentina en los últimos años es extensa e incluye a Itaú Unibanco, Enel, Edding, Dr Martens, Alicorp, Bradesco, Eli Lilly, Walmart, Falabella, Latam, Air New Zealand, Qatar Airways, Norwegian, BASF, Axalta, Raizen Gas, PPG, Pierre Fabré, Saint Gobain Sekurit, Under Armour, Gerresheimer, Glovo, Brighstar, Asics, Nike.

¿Cómo impacta esta situación? Sin dudas, la salida de estas empresas es un llamado de atención para el gobierno argentino que encabeza Javier Milei, por lo que resulta cada día más imperioso que la actual gestión frene este tipo de drenaje de capitales e inversores, ya que son los que podrían hacer cambiar el presente magro que tiene la economía nacional. Y eso podría ser conseguido solo si se cambia y mejora el clima de negocios y se genera confianza en los inversores.

La Argentina que viene necesita de más empresas y no menos. Que vengan todos los que quieran hacer y respeten las reglas de juego. Y eso requiere que la dirigencia no modifique caprichosamente esas reglas, para dar un marco de estabilidad y previsibilidad a quienes desean hacer negocios y generar empleo en nuestro país.


COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Política

Política

Tras el dictamen, el oficialismo tendrá una dura negociación para pasar la Ley Bases en el recinto

30 de mayo de 2024

El proyecto tiene muchas firmas en disidencia, lo que puede generar que se caigan varios artículos clave.

Subscribite para recibir todas nuestras novedades