17/04/2024

Sucesos

¿Quién es el capo narco que mandó a asesinar a los taxistas, el colectivero y el playero en Rosario?

Se llama Alejandro Isaías Núñez, y es conocido como "Chucky Monedita". En las últimas horas fue señalado como el cerebro detrás de los brutales crímenes de dos taxistas, un colectivero y un playero en la ciudad santafesina de Rosario. Chucky tiene 27 años, es nacido en el barrio Tablada y se encuentra preso desde 2015 luego de recibir una condena a 15 años y 6 meses de cárcel por homicidio, junto a otros delitos unificados como portación de armas. Formaba parte de la banda de Guillermo "Torombolo" Pérez.

Cabe mencionar que Chucky Monedita tuvo un paso fugaz en la cárcel de Coronda, pero la mayor cantidad de su encierro lo pasó en la Unidad 11 de Piñero donde forjó lazos muy fuertes con el capo narco Esteban Lindor Alvarado. En aquel entonces, los contactos que tenía con gente del barrio Tablada le sirvieron para ofrecer su "mano de obra". Uno de ellos fue Mauricio "Caníbal" Laferrara, condenado a perpetua por seis crímenes. Desde octubre pasado no se sabe nada de él dado que se escapó de la cárcel de Devoto.

Ese tiempo que compartió con "Caníbal", Chucky sumó una causa por liderar una asociación ilícita que en octubre de 2020 planeó el asesinato por encargo del mecánico Carlos Argüelles, testigo clave en el juicio contra Estaban Alvarado. Asimismo, en diciembre del año pasado, la Fiscalía Federal le abrió a Chucky una causa por liderar una organización dedicada al narcomenudeo en Tablada y en Villa Gobernador Gálvez. Los delitos mencionados fueron cometidos desde la cárcel de Piñero, y se determinó a través de escuchas telefónicas donde Chucky les daba órdenes a sus "soldaditos".

Ayer martes, desde el Centro de Justicia Penal de Rosario se pudo establecer también que la ola de asesinatos que conmocionaron a la ciudad santafesina en marzo fueron ordenados por Chucky desde la cárcel. Se supo, además, cuánto dinero les daba a los adolescentes sicarios para que cometan los ataques. El fiscal Patricio Saldutti junto a su equipo estableció que los asesinatos que cometieron los crímenes de dos taxistas, un colectivero y un playero cobraron entre 200 y 400 mil pesos para matarlos. Chucky habría encomendado el plan a su pareja, Brenda Pared, quien tiene prisión domiciliaria en una causa por droga y es su única visita autorizada a la cárcel.

Según la imputación, la mujer fue quien se habría encargado de distribuir las armas a los sicarios, junto a cómplices como Macarena Muñoz y su pareja, Gustavo Márquez, que reclutaron a dos menores para matar a sangre fría a los taxistas. Estos últimos habrían cobrado 300 mil pesos por el ataque al taxista Figueroa, mientras que por el homicidio de Celentano habrían cobrado 200 mil pesos.

Hace unos días, un testigo de identidad reservada aseguró ante la justicia de menores que quien mató al taxista Calentano fue el mismo que asesinó al playero Bussanich y al taxista Figueroa. Por su parte, en la cárcel, y de acuerdo con lo que se desprende de varios legajos penales, Chucky terminó reconvertido en "jefe de asociación ilícita" y administrador de búnkeres.


COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Política

Política

Tras el dictamen, el oficialismo tendrá una dura negociación para pasar la Ley Bases en el recinto

30 de mayo de 2024

El proyecto tiene muchas firmas en disidencia, lo que puede generar que se caigan varios artículos clave.

Subscribite para recibir todas nuestras novedades